Realizador ¿Singular o plural?

Una producción audiovisual es arte en plural, es el arte donde la comunidad creadora trabaja para un único fin, que la obra final penetre, de forma singular y direccionada a la mente de su público objetivo, por compleja o simple que sea su tema, a través de la figura del realizador.

La comunidad es plural

Todos los que forman el equipo hablan de comunidad, pero muy pocos piensan, trabajan y se involucran el 100% por el bien de ella. La mayor parte de equipos siguen la siguiente metodología: A partir de una idea, más o menos compleja, un «equipo de creativos y técnicos» van a muerte para convertirla en sonido e imagen, para que un público pueda sentirla, aceptarla y valorarla. En definitiva, la comunidad para la comunidad, todo parece que está en equilibrio, la comunidad parece serlo todo.

El individuo piensa en singular

A veces pero el esfuerzo de uno prevale por encima los demás, y no por una cuestión de dedicación, sino por una cuestión de caché personal. Existen roles, que normalmente están mas bien valorados cinematográficamente que otros y estos son los que se llevan, al final, todos los honores. ¿Si el trabajo es de la comunidad? ¿Por qué depende de que rol tiene mas peso y se lleva mas halagos que otros?

La respuesta es bien sencilla y confirma de nuevo que la comunidad, por muy bien construida, compacta y equilibrada que pueda parecer, la conforman individuos y estos mantienen siempre cierta jerarquización de poder, antes, durante y después de la obra. Y claro, cuando existe poder, las interacciones sociales se pueden volver mas complicadas.

Los individuos somos singulares y pensamos en singular desde que nacemos. Nuestra idiosincrasia nos define así. Por lo tanto, nuestra forma de habitar el mundo y relacionarnos provoca que sea muy difícil que un individuo se sacrifique por la comunidad, por muy próxima, cercana o integrada que esté a nuestro ser. Nuestros egos y ambiciones serán los que dictarán que clase de individuos seremos, y nos definirá dentro del espectro del individualismo.

El realizador

La realidad es que la comunidad, por utópica que sea, siempre se verá sacrificada por una por un solo individuo. El director, en este caso, es singular, y siempre está dando las gracias al magnífico equipo o comunidad que le ha permitido obtener, a cambio, la obra, y que sin el, no podría estar donde está. En este punto la comunidad se desvanece, ya que el modelo se pare mas a un jefe con sus empleados. Si los roles dentro del equipo están definidos y cada uno tiene un papel importante de igual a igual en la obra. ¿Por qué el director es siempre quien se lleva todos los halagos?

Realizador

Artista experimental audiovisual y multimedia, de naturaleza inquieta e inconformista. Proyectos audiovisuales y multimedia minimalistas y autorales, sin perder en ningún caso la carga dramática, usando un lenguaje audiovisual potente, para poder cuestionar así la condición humana y sus zonas de no confort.

Proudly powered by WordPress

Utilizamos cookies para proporcionar funciones de redes sociales y analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. View more
Aceptar
Denegar